receta-pannacotta-azafran

Dentro de los postres más comunes con el azafrán tenemos el Rabri, que combina lo mejor de la leche condensada con los frutos secos y el azafrán, pero también las fresas con naranja y azafrán, que está lleno de vitaminas saludables para el organismo. Hoy te enseñamos a preparar la panna cotta de azafrán y vainilla con salsa de arándanos.

Es una receta imprescindible en tu acervo culinario, porque te servirá como postre pero también como un pequeño refrigerio para cualquier momento del día. Los días de calor serán mucho más llevaderos si aprendes a cocinar el plato como te explicamos a continuación:

 

Receta: Panna cotta de azafrán y vainilla

Ingredientes

  • 400 g de Nata líquida para montar
  • 50 g de Azúcar
  • 0,25 g de Azafrán (unas 4-6 hebras)
  • 0,5 Vaina de vainilla
  • 50 ml de Leche
  • 1,5 cucharadita de Gelatina en polvo
  • 120 g de Arándanos
  • 10 ml de Zumo de limón
  • Azúcar al gusto para la salsa

 

 

Elaboración

Empieza engrasando unos moldes flaneras o de silicona antiadherente con aceite neutro o suave de girasol. También puedes servir la panna cotta sin desmoldar, eligiendo recipientes bonitos de cristal o de cerámica.

Pon la nata en un cazo, estrujando los envases agitados para extraer la máxima cantidad, con azúcar, azafrán, vainilla y vainilla abierta con un corte longitudinal. Después calienta a fuego suave, removiendo con varillas hasta disolver el azúcar.

Cuando vaya a entrar en ebullición, retira del fuego y deja reposar unos minutos. Disuelve la gelatina en leche fría para luego incorporarla disuelta en la nata y repartir la mezcla entre los moldes.

Espera a que se enfríen antes de llevarlo a la nevera, donde deben reposar durante 4-5 horas. Para la salsa de arándanos, lávalos y sécalos suavemente. Pon en un cazo un chorro de agua, limón y azúcar. Cuece a fuego muy bajo, machacando lentamente, hasta que suelten los jugos y el líquido se reduzca al gusto. Enfría y lleva a la nevera.

Termina desmoldando las panna cottas con cuidado, pasando un cuchillo fino por los laterales del molde. Puedes servir con la salsa fría al gusto, pero ten en cuenta que se desmoldarán mejor si los dejas reposar durante toda la noche. ¡Que aproveche!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *