Rabri, el postre indio de leche condensada, frutos secos y azafrán

La comida india es conocida por la explosión de diferentes sabores que produce en nuestro paladar, así como la utilización de distintas texturas y salsas, y los postres no iban a ser menos. Además, en esta cocina se utilizan múltiples especias, teniendo el azafrán el protagonismo que se merece.

 

En el plato de hoy, nos trasladamos a la India, en concreto, a Hathras, la capital del distrito de Mahamaya Nagar, famosa por este delicioso postre. Podríamos decir que se trata de la versión india del dulce de leche, ya que sigue un procedimiento similar de elaboración, fácil de hacer, pero largo y que exige estar pendiente durante todo el proceso.

 

Debes de tener en cuenta que, tradicionalmente, este postre se prepara en un Karahi, un tipo de sartén que se utiliza en India y Pakistán, con una amplia base y mucha profundidad, además de tener gran grosor en la base. Esta forma permite que la leche se evapore y no se queme. No hace falta que tengas Karahi en casa, simplemente con utilizar una sartén de características similares, bastará.

 

¿Estás preparado para preparar un dulce diferente? Aquí te dejamos la receta.

 

Ingredientes

  • ½ litro de leche entera
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de pistachos
  • 2 cucharadas soperas de almendras
  • 1 cucharadita de agua de rosas
  • ½ cucharadita de cardamomo molido
  • 10 hebras de azafrán

 

 

Elaboración

En primer lugar, debes poner las hebras de azafrán a remojar en un poco de leche y dejarlas reposar. Con unas 3 cucharadas soperas será suficiente para cubrirlas.

 

Pon el resto de la leche en la sartén elegida a fuego medio removiendo de vez en cuando. Cuando empiece a hervir, baja el fuego. A partir de ahora se cocinará solo a fuego lento, sin que llegue a hervir y removiendo cada 2 o 3 minutos para que no se pegue en el fondo.

 

Verás que poco se forma una capa de nata en la superficie. Quita esta capa cuidadosamente con una espátula y pégala en los bordes de la sartén. Cada vez que se forme una nueva capa de nada, deberás hacer lo mismo. Este paso es uno de los más importantes, ya que ésto hará que el Rabri tenga la textura que queremos conseguir.

 

La leche se irá reduciendo poco a poco. Cuando tengamos aproximadamente la mitad de la que pusimos en un inicio, añade la mezcla de la leche con el azafrán y el azúcar. Remueve.

 

Sigue retirando las capas de nada que sigan saliendo, y removiendo la mezcla.

 

La leche seguirá reduciendo. Cuando tengamos alrededor de un tercio, añade el cardamomo, los frutos secos y el agua de rosas. Removemos bien.

 

Dejamos durante 2 minutos más, y apagamos el fuego.

 

Raspamos bien la leche que hemos pegamo en los laterales de la sartén y los mezclamos con el resto.

 

Cuando la mezcla esté a temperatura ambiente, la metemos en la nevera durante 1 o 2 horas para enfriar.

 

Como detalle de presentación, podemos añadir unos frutos secos por encima.

 

¿Quieres sorprender a tus invitados con un postre original? Comparte con nosotros el resultado de tu receta en nuestras redes sociales, Facebook, Instagram y Twitter.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *