Azafran y vista

El azafrán es una especia sumamente apreciada, de la que España es uno de los países productores más importantes a nivel mundial. Seguramente lo conozcas por su sabor, su aroma inconfundible y el color que brinda a las comidas (las paellas, en especial). Pero quizá no sepas que posee propiedades que protegen la salud y, en consecuencia, por tener múltiples usos medicinales.

El azafrán a la vista

Antiguamente, era considerado el remedio de todos los males. Apreciado por su capacidad curativa por asirios, sumerios, persas, y minoicos, hasta ahora había sido utilizado para tratar la depresión moderada (no profunda), alguna clase de tumores cancerígenos, y como un poderoso antioxidante. También, hay que decirlo, como afrodisíaco femenino y potenciador del deseo sexual.
En la actualidad, la buena noticia es que el azafrán, que aparentemente actúa sobre el sistema nervioso, también sería un elemento excelente para evitar o frenar determinados trastornos de la visión. Esto es gracias a sus antioxidantes y al safranal (responsable de su aroma tan característico), componentes que estimularían ciertas células, haciendo que estas se autoreparen. De esta manera, desacelerarían el proceso de decadencia de las células que reciben luz y potenciarían el funcionamiento de la retina, así como el de los vasos sanguíneos oculares.
Efectivamente, según científicos de la Universidad de Sydney, creadores de una píldora de azafrán, se habrían encontrado mejoras visuales en quienes las tomaron. La investigación no es concluyente, pero sí alentadora. Los efectos positivos en la visión revirtieron apenas abandonaron dicho tratamiento, pero no deja de ser un aliciente al estudio de la vinculación entre esta especia y el sentido de la vista.

Otros usos del azafrán

En forma de humeante tisana
El Crocus sativus (planta de azafrán) alivia la tos si se ingiere caliente. Hasta un gramo por litro es una buena dosis. Hay que tener mucho cuidado, porque su ingesta excesiva es altamente tóxica.

Como ingrediente para un masaje relajante
El masaje de encías, en polvo o con miel, calma el dolor en esa zona bucal. Alivia el dolor, particularmente el de las encías. Se aplica directamente en la boca. También se puede mezclar con glicerina y administrar en otras partes doloridas del cuerpo.

Hecho como caldo
Servido caliente, al igual que la tisana, agiliza y facilita el proceso de la digestión.

En forma de píldora
La industria farmacéutica lo ofrece como un antidepresivo natural.

En la paella
Resulta un saborizante natural que potencia cualquier arroz o paella, brindándole, además de un aroma asombroso, un color sumamente atractivo que seduce al paladar y a la vista.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *