Caldereta de sepia al azafrán

La sepia es un molusco muy utilizado en la cocina mediterránea, es ideal para hacer a la plancha, pero también da un toque especial a los guisos o arroces. De ella, ¡podemos aprovechar hasta su tinta!

 

La sepia tiene un alto valor nutricional, ya que contiene un alto contenido en yodo, muy importante para el correcto funcionamiento las células, además de cuidar el cabello y las uñas. También nos aporta otros minerales como hierro, fósforo, potasio, calcio, zinc y sodio. La sepia además es rica en vitaminas A, B (B1, B2, B3, B6, B9 y B12) y sobre todo, en vitamina E, que ayuda a proteger nuestro sistema inmunológico y además, contiene selenio, que previene las enfermedades cardiovasculares, entre otras cosas. A pesar de sus múltiples propiedades, debe consumirse con moderación, ya que también tiene un alto colesterol.

 

En el receta de hoy, tomamos nota de la receta de Karlos Arguiñano de un guiso tan popular como la caldereta, perfecto para llevar a nuestra mesa cualquier día.

 

Ingredientes

  • 2 sepias limpias (800 gr. aprox.)
  • Espinas de pescado
  • 1 cebolla
  • 1 cebolleta
  • 4 patatas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate
  • 1 hoja de laurel
  • Perejil
  • Unas hebras de azafrán
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

 

Elaboración

En primer lugar, ponemos bastante agua en una olla y añadimos las espinas de pescado, la cebolla en trozos pequeños y un poco de perejil. Además, echamos sal al gusto y dejamos todo hervir durante unos 15 minutos. Después colamos el caldo y lo dejamos reservado.

 

Limpiamos la sepia y la cortamos en trozos pequeños. Le echamos sal y la dejamos reservada.

 

Mientras que se hace el caldo, picamos la cebolleta y el pimiento, y los pochamos en una olla durante unos 10 minutos.

 

Rallamos el tomate o lo picamos muy fino, y lo añadimos a la olla. Lo dejamos 5 minutos más y ponemos un poco de sal.

 

Pelamos las patatas, las cascamos y las echamos también en la olla.

 

Añadimos a la sepia a la olla.

 

Después, agregamos el caldo que hicimos al principio.

 

Pica los ajos y las hebras de azafrán y cuando el caldo comience a hervir, lo añadimos a nuestro guiso.

 

Corregimos de sal, y tapamos la olla para que hierva durante unos 30 minutos aproximadamente.

 

Para servir, espolvoreamos un poco de perejil picado por encima.

 

 

¿Te has decidido a hacer esta deliciosa receta? No dudes en compartir con nosotros el resultado en nuestras redes sociales, Facebook, Instagram y Twitter.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *