consejos-de-como-utilizar-azafran-en-la-cocinaEl azafrán es la especia más apreciada y cotizada del mundo y tiene muchos usos en nuestra gastronomía. Al azafrán se le atribuye un alto contenido en hierro, potasio y fósforo.

Usos del Azafrán en la gastronomía

Sin duda alguna, el uso más extendido del azafrán es como colorante; de ahí que sea un ingrediente imprescindible en cualquier paella, risotto y ciertas sopas como la bullabesa.

La segunda aplicación que otorgamos al azafrán es por su aroma. De este modo, podemos emplear el azafrán para aromatizar nuestros guisos con pescados, salsas y cremas.

Si estamos pensando en incluir el azafrán en nuestras recetas no podemos olvidar que al azafrán se le atribuyen efectos afrodisíacos, así que ten cuidado con las cantidades que empleas.

Modos de utilizar el Azafrán

Una modalidad en la que puedes incluir el azafrán es mediante el infusionado. Para llevar a cabo la técnica del infusionado, hay que poner agua a calentar con un poco de sal y un chorro de aceite de oliva –para que no se coma el sabor del azafrán- y se añaden las hebras de la especia. Dejamos que se vaya haciendo a fuego lento removiendo todo el rato para que no se queme. Pasados dos minutos se puede añadir un vaso de vino y se deja reducir. En líneas generales, cualquier plato puede acompañarse con este aceite con azafrán infusionado.

Con qué maridar el azafrán

El sabor del azafrán es ligeramente amargo y terroso y es idóneo para combinar con vinos de mesa neutros y con cuerpo. Además, los platos que contienen azafrán maridan bien con vinos rosados de medio cuerpo.

Sin embargo, su uso como ingrediente se extiende también a los postres –en casos como el del arroz con leche, pasteles, crema catalana y con los chocolates- e incluso en la elaboración de licores. Un ejemplo es el Chartreuse.
En definitiva, el azafrán es tan preciado como usos tiene.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *