Bizcocho con azafran

Ofrecer un bizcocho con azafrán puede ser la excusa perfecta para sorprender a amigos y familiares y demostrarles tus habilidades en el arte de la repostería. No es común que el azafrán forme parte de los ingredientes de un bizcocho, y es por eso que resulta tentador ponerse manos a la obra para ofrecer un postre tan original.

Pasamos del dicho al hecho, te explicamos cómo se hace:

Ingredientes:

  • 5 huevos medianos.
  • 125 gramos de yogur de sabor a macedonia.
  • 300 gramos de harina.
  • 200 gramos de azúcar blanquilla.
  • 120 mililitros de aceite de girasol.
  • 1 sobre de levadura.
  • 1 paquete de 0’2 gramos de hebras de azafrán.
  • La ralladura de un limón.

Para hacer un bizcocho como este necesitarás un molde de unos 20-22 centímetros de diámetro.

Elaboración:

  • Echa los huevos con el azúcar y el yogur en un bol mediano.
  • Bate todo con una varilla de cocina.
  • Añade el aceite, el limón rallado y las hebras de azafrán.
  • Mezcla todo de nuevo y añade la levadura y la harina.
  • Vuelve a batir, pero suavemente.
  • Pon un papel para horno en un molde.
  • Coloca la mezcla que has realizado en el interior del mismo molde.
  • Pon un poco de azúcar por encima e introdúcelo en el horno, previamente precalentado a 200 grados.
  • Cuando lleve cinco minutos de horneado, baja la temperatura a 180 grados y déjalo 30 minutos más en el horno.
  • Pasado ese tiempo, comprueba que el bizcocho tiene su interior bien hecho.
  • Por último, déjalo enfriar antes de servir. Y listo.

Una vez enfriado puedes añadir decoraciones de frutas y pasas para hacer el bizcocho más creativo. También puedes espolvorear azúcar glas para dejarlo «nevado», e incluso usar una plantilla para hacerle un dibujo. ¡Creatividad!

Foto

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *