Bacalao en escabeche de azafrán, una receta de vigilia

Inmersos en plena Cuaresma, hoy te traemos una receta con uno de los ingredientes más típicos de esta época del año, el bacalao. Y aunque nos gusta cocinado en todas sus versiones, huimos de las elaboraciones más típicas para proponerte un plato que, sin duda, irá directo a tu recetario habitual: bacalao en escabeche de azafrán.

 

Como sabrás, el escabeche es una técnica de conservación de alimentos tradicional española, aunque su nombre procede del árabe, sikbâg. Consiste en introducir alimentos, originariamente pescados, en un preparado a base de vinagre o vino, aceite, sal, hojas de laurel, ajo y especias. Con el tiempo, este método se ha convertido en receta y la clave del éxito está en las proporciones de sus ingredientes, que suele ser dos partes de aceite, una de vinagre y una de vino blanco.

 

Hoy en día, podemos encontrar tantas versiones del escabeche como cocineros. De hecho, en esta receta, se combina la naranja y el azafrán para aportar un aroma y sabor inconfundibles.

 

Receta: bacalao en escabeche de azafrán

Ingredientes

  • 300 g de bacalao desalado
  • 2 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 100 ml de vinagre
  • Tomillo
  • Romero
  • Laurel
  • Piel de ½ naranja
  • Pimentón
  • 3 hebras de azafrán
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal, pimienta

Elaboración

El bacalao puedes desalarlo tú mismo o comprarlo ya desalado.

Pela y corta las cebollas en juliana, el ajo y las zanahorias. No las cortes en rodajas muy finas.

Pon aceite de oliva virgen extra a calentar en una cazuela y pocha la cebolla. Cuando esté transparente, añade los ajos, el laurel, la zanahoria, el tomillo, el romero y los granos de pimienta y deja que se cocine todo junto unos minutos.

Cuando la zanahoria esté blandita, añade las hebras de azafrán, el pimentón, la naranja y medio vaso de agua. Baja el fuego y deja que se cocine.

Pasa los trozos de bacalao por harina y fríelo por ambos lados. Cuando esté, incorpóralo en la cazuela del escabeche. Retira del fuego y mueve la cazuela con suavidad para que el bacalao se integre bien. Si ves que necesita un poco más de agua, añádelo sin problema. La idea es que quede bien cubierto.

Cuando se enfríe, guárdalo en la nevera.

Este bacalao en escabeche de azafrán es de esas recetas que debes dejar reposar, por lo que te aconsejamos que lo hagas de un día para otro.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *