Patatas a la importancia a nuestro estilo

Si te chiflan las patatas en todas sus versiones, no te puedes perder esta deliciosa receta de patatas a la importancia. De tradición castellana, las patatas a la importancia es una de las formas más ricas de disfrutar del tubérculo más utilizado en la cocina.

 

La forma en la que las patatas son cocinadas es lo que otorgan al plato ‘la importancia’. En su preparación, añadimos vino blanco, harina, azafrán y perejil, entre otros ingredientes, convirtiendo de esta forma un plato económico, en uno con más caché.

 

Es un plato de origen humilde, muy popular en la posguerra, cuando las familias reservaban la receta de las patatas a la importancia para las ocasiones especiales.

 

¡Si no sabes cómo se prepara o no las has probado nunca, te advertimos de que estas patatas pueden llegar a convertirse en uno de tus platos favoritos!

 

Receta: patatas a la importancia

Ingredientes

  • 800 g de patata
  • ½ vaso de vino blanco
  • 3 huevos
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de harina
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1 ramita de perejil
  • 6 hebras de azafrán y sal.

 

Elaboración

Lo primero que debemos tener en cuenta es que esta receta se realiza en dos etapas: primero fritura y después guiso.

 

Las patatas a la importancia se presentan en rodajas de un centímetro aproximadamente. Las pelamos, lavamos y cortamos de esta manera. Cuando tengamos todas listas, salpimentamos.

 

Preparamos dos platos: uno con harina y otro con los huevos batidos. Pasamos las rodajas de patatas una a una, primero por la harina y después por el huevo.

 

Cuando hayamos rebozado todas las patatas, las freímos en una sartén con abundante aceite caliente.

 

Mientras las patatas se fríen, en un mortero machacamos el ajo, el azafrán, el perejil y la sal, y reservamos.

 

Preparamos una cazuela para seguir el plato. Lo primero que haremos en ella será dorar la cebolla, previamente bien picada. Cuando ésta haya cogido color añadimos una cucharada de harina, la mezcla del mortero, y comenzamos a dar vueltas sin parar.

 

Colocamos las patatas en la cazuela y las regamos con el vino blanco, sal, y hebras de azafrán. El azafrán es clave en esta receta, ya que aporta su color y sabor especial. Esperamos un par de minutos para volver a cubrir las patatas esta vez con agua o caldo de verduras y cocemos a fuego lento durante unos 20minutos.

 

Las patatas estarán listas cuando al pincharlas veamos que están tiernas.

 

Sírvelas calientes y espolvoreando un poco de perejil en cada plato.

 

Fuente imagen

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *