Guiso de rabo de toro enriquecido con azafrán

El guiso de rabo de toro es un plato estrechamente vinculado a la cocina tradicional andaluza, más concretamente a las provincias de Córdoba y Sevilla. El origen de esta popular receta se remonta a las cocinas más pobres de Andalucía.

En el siglo XIX, las gentes más humildes se agolpaban a las puertas traseras de las plazas taurinas, esperando al diestro que tenía a bien regalar al pueblo el rabo, las orejas, vísceras y demás casquería, al término de la faena. Las mujeres de la época bien merecen un reconocimiento, pues gracias a su ingenio llegaban a alimentar a toda una comunidad de vecinos con los guisos creados a partir de estos ‘trofeos’.

Este plato, nacido de la astucia y creatividad de familias humildes, es realmente sencillo y perfecto para cualquier ocasión. Prepárate para chuparte los dedos con nuestro guiso de rabo de toro y azafrán, ¿empezamos?

Ingredientes

  • 2 rabos de toro
  • 4 patatas
  • 3 zanahorias
  • 4 tomates
  • 4 ñoras
  • 500 ml de vino blanco
  • 3 cebollas
  • 2 ajos
  • azafrán
  • laurel
  • aceite de oliva
  • pimienta blanca y sal gruesa

 

Elaboración

Empezamos la base de nuestro plato preparando el sofrito. En una cazuela, ponemos aceite de oliva e incorporamos los dientes de ajo cortados en láminas, la zanahoria en rodajas, los tomates y cebollas picados, 3 hojitas de laurel y dejamos cocer todos los ingredientes durante 15 minutos.

Antes de incorporar el rabo de toro es importante que tengamos los trozos cortados por las junturas. Lo preparamos de esta manera para que puedan soltar toda la gelatina cuando se estén cocinando. Una vez preparados, los salpimentamos y ¡a la cazuela!

Añadimos el vino y dejamos reducir unos 8 minutos. Cuando el vino haya perdido el alcohol, incorporamos las ñoras, agua hasta cubrir la carne y el azafrán. Dejamos el guiso a fuego suave durante, aproximadamente 2 horas y media. Si tienes olla exprés tardarás unos 45 minutos en tener el plato listo.

 

¡Ojo! No te olvides de remover de vez en cuando la cazuela durante el tiempo de cocción.

 

Por aclamación popular, te recomendamos servir el guiso de rabo de toro y azafrán con patatas fritas. Prepáralas como más te gusten: en tiras, en tacos, rizadas…

 

¿Has visto qué sencillo es? Pruébalo tu mismo y no te olvides de compartir tu plato con nosotros en nuestras redes sociales de Facebook, Instagram y Twitter.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *