Cazón con azafrán y patatas, un guiso para chuparse los dedos

Los días más fríos del año están por venir y no se nos ocurre proponeros nada mejor para luchar contra las gélidas temperaturas del invierno que un delicioso guiso de cazón con azafrán y patatas. ¿Os apetece?

El cazón es uno de los pescados con más propiedades que podemos encontrar en el mercado. Es una especia muy valorada por nutricionistas, gracia a su alto contenido en proteínas, fósforo y vitamina B12. Además, es bajo en grasa, lo que hace del cazón un alimento perfecto para incorporar un nuestro estilo de vida saludable.

Comer de cuchara en invierno es todo un placer, por eso hemos pensado que esta deliciosa receta te va venir como anillo al dedo para entrar en calor. Esperamos que te guste.

Receta: cazón con azafrán y patatas

Ingredientes (4pax)

  • 750 gr de cazón
  • 1/2 kg de patatas
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 vasito de vino blanco
  • 300 ml de caldo de pescado
  • 75 g de guisantes tiernos
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 2 rebanadas de pan tostado
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Unas hebras de azafrán
  • Sal

 

Elaboración

En primer lugar,  debemos preparar el cazón en rodajas. Puedes hacerlo tú o pedir que te lo preparen en la pescadería. Una vez tengamos las rodajas del pescado listas, salpimentamos todas y cada una de ellas.

 

Calentamos aceite a fuego medio en una sartén y ponemos con cuidado el cazón en su interior. Cuando esté ligeramente dorado, sacamos el pescado y lo reservamos. Es importante que reserves también el aceite en el que has frito el cazón.

 

Preparamos el sofrito de ajo, cebolla y pimiento verde, añadiendo también la pimienta y el aceite que hemos reservado del cazón. Cuando esté un poco pochado, incluimos en la cazuela el pan tostado y el orégano. Machacamos todo bien, hasta que quede casi una pasta.

 

Añadimos el vino blanco, dejamos que se evapore e incorporamos las patatas peladas y cortadas en rodajas, los guisantes, el azafrán y el caldo de pescado. Cuando veamos que las patatas y guisantes están hechos es el momento de incorporar el cazón. Cocemos todo durante 3-4 minutos más.

 

Si vemos que el guiso se está quedando algo seco, podemos añadir un poco más de agua o caldo de pescado.

 

Para terminar, probamos el guiso y si fuera necesario, añadimos un poco más de sal y pimienta al gusto.

 

Te recomendamos mover la cazuela varias veces para que las patatas suelten el almidón y la salsa espese. Y ¡listo! a comer de cuchara, que es bien agradecido.

 

Si te animas y haces esta receta, nos encantaría que nos contaras cómo te ha quedado en nuestras redes sociales, Facebook, Instagram y Twitter.

 

Y si deseas probar otras recetas calentitas para este otoño/invierno, te recomendamos las recetas de cremoso de azafrán con langostinos, la crema de hinojo y calabaza con azafrán o las migas ruleras de azafrán.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *