Miel de azahar con Azafrán

La miel de azahar es la miel que realizan las abejas en el Levante español cuando succionan las flores de azahar, las de los cítricos. Por su parte, el azafrán es una planta cuyos pistilos dan un sabor inconfundible y exquisito a un buen número de platos.

La miel de azahar con azafrán es, sin duda, uno de los mejores alimentos naturales que podemos tomar. Los beneficios que aporta a nuestra salud son múltiples. Por un lado, la miel de azahar es uno de los mejores edulcorantes naturales que existen, ya que contiene fósforo, potasio, fructosa y glucosa, lo que lo convierte en un edulcorante de absorción rápida. Tiene un alto contenido en minerales: potasio, zinc, magnesio, manganeso, calcio, selenio, sodio, cobre y boro y, además, refuerza el sistema inmunitario gracias a sus propiedades antibacterianas. Por otro lado, hay que decir que es un estupendo sedante, capaz de ayudar a prevenir el cáncer y las enfermedades crónicas.

Las increíbles propiedades del azafrán

Si a las increíbles propiedades de la miel les unes los beneficios del azafrán, nos encontramos con un superalimento. Y es que el azafrán es excelente para la anemia, gracias a su alto contenido en hierro. Es rico en potasio, ideal para ayudarnos con nuestra circulación; contiene vitamina B6 para combatir la diabetes, el asma y la depresión, y tiene vitamina C ideal para nuestra piel, nuestra vista, el oído y el aparato respiratorio.

Así es que, sin duda alguna, podríamos calificar la miel de azahar con azafrán de auténtica medicina natural, por lo que debería estar en todas nuestras despensas, como un elemento imprescindible para mantener nuestra salud a punto. ¿No crees?

Ideal para acompañar las tostadas, las torrijas, los buñuelos, la leche caliente o el té… y la mejor opción para elaborar dulces caseros con un edulcorante 100 % sano.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *