Cómo hacer granola casera saludable aromatizada con azafrán

 

La granola es una mezcla de cereales, principalmente, copos de avena, combinados con frutos secos y otros ingredientes. Nosotros te proponemos granola casera saludable, una opción perfecta para desayunar y muy fácil de hacer.

 

Aunque la granola se ha popularizado en los últimos tiempos a través de las redes sociales, no es algo nuevo. Se inventó en 1863 y es similar a las barritas de cereales. ¿Es saludable? Te estarás preguntando ahora. Depende. Sobre todo, de cómo la hagas, con qué ingredientes, si empleas azúcar, cuánto…

 

La receta, si puede llamarse así, porque es muy básica y no requiere ninguna técnica ni elaboración es adaptable a los gustos de quien vaya a consumirla. Puedes combinar los ingredientes que más te gusten: copos de avena, quinoa, fruta deshidratada, frutos secos, coco, especias… Nosotros, hemos optado, además, por aromatizarla con azafrán y el resultado no puede ser mejor.

 

No te ponemos cantidades porque dependerá de cuánta granola desees hacer. Si quieres tener granola para un par de semanas, puedes conservarla en tarros herméticos o tuppers en perfectas condiciones.

 

Granola casera saludable

Ingredientes
  • Copos de avena
  • Frutos secos crudos sin sal (almendras, avellanas, nueces, anacardos, pistachos…)
  • Semillas de sésamo
  • Aceite de coco
  • Fruta deshidratada
  • Canela en polvo
  • Azafrán molido
  • Azúcar moreno
  • Sal

 

Elaboración

Poner en un bol los copos de avena, los frutos secos al gusto, las semillas y las frutas deshidratadas. También se puede optar por pasas sultanas, dátiles u orejones. Mezclamos bien y añadimos la canela, el azafrán molido y la pizca de sal. Removemos para integrar todos los ingredientes.

 

En un cazo, echamos el aceite de coco y lo ponemos al fuego hasta que se derrita. Añadimos el azúcar moreno.

 

Verter la mezcla sobre el resto de ingredientes y remover hasta que quede todo integrado.

 

Precalentamos el horno a 160ºC y cuando esté, ponemos nuestra granola casera saludable sobre una bandeja de horno con papel de hornear. La extendemos bien para que quede repartida por toda la bandeja una capa no muy gruesa.

 

Horneamos entre 20-25 minutos, removiendo de vez en cuando con la ayuda de una espátula para que no se pegue demasiado.

 

Pasado ese tiempo, la sacamos del horno y dejamos enfriar antes de guardarla. Para que quede suelta, es conveniente removerla durante el enfriado. Cuando esté totalmente fría y crujiente, la guardamos en recipientes herméticos.

 

Esta granola casera saludable es perfecta para tomarla con leche o con yogur. Incluso, puedes servirla acompañada de frutos rojos y disfrutar de un postre, merienda o snack diferente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *