Azafrán, salud y belleza

El azafrán es una especia conocida por teñir los alimentos de un color amarillo, pero desde la antigüedad también se conoce como remedio natural, aunque antes debido a su precio solo alguno se podían permitir utilizarlo como tal.

En este artículo vamos a repasar los beneficios del azafrán para la salud, pasando por el sistema digestivo, problemas femeninos, sus beneficios en la memoria etc…

Sistema digestivo

Si utilizas el azafrán como especia en la comida estarás aprovechando algunas ventajas como: gracias a sus componentes amargos, estimula el sistema digestivo, aumenta las secreciones salivales y gástricas.

No se recomienda superar el 1,5gr de azafrán al día.

Por su parte, el azafrán dispone de crocetina, es un componente que se encarga de estimular la producción de bilis, evitando la aparición de piedras o cálculos en la vesícula. Se puede añadir a la comida para ayudar a digerirla.

Dolores menstruales en féminas

Está comprobado desde la antigüedad que el azafrán se usaba para aliviar el dolor menstrual, ya que tiene un componente antiespasmódico. Favorece en todo el ciclo, beneficia el flujo y evita los cólicos uterinos. Se pueden consumir 0,5gramos de azafrán en 200ml de leche o agua caliente hasta dos veces al día.

infusión de azafrán

Antioxidante

El componente principal del azafrán es la crocina, una antioxidante natural que elimina los radicales libres, responsables del envejecimiento de las células. Mejora la salud en general y no es necesario consumir demasiada cantidad para conseguir esta propiedad.

Beneficios para la memoria

También gracias a su componente antioxidante, ayuda a mejorar las habilidades cognitivas y de aprendizaje. Es un componente recomendado para aquellos que sufren de estrés, nervios, ansiedad. Protege el cerebro y se están estudiando sus propiedades para tratar enfermedades como Alzheimer, el Parkinson o la pérdida de memoria.

Para los días de estrés puedes hacerte una infusión hecha con 0,5gramos de azafrán por 250ml de agua hirviendo.

Visión

La vista también se ve beneficiada por el azafrán, ya que está relacionada con el sistema nervioso. No solo por sus antoxidantes si no por el safranal, que es lo que le aporta aroma, y es que ralentiza el proceso de degeneración de células receptoras de la luz, mejora las funciones de la retina y de los vasos sanguíneos de los ojos.

Trata las enfermedades cardiovasculares

Se piensa que fortifica el corazón. En este caso entra en juego de nuevo la crocetina, el pigmento rojo del azafrán, que reduce el colesterol, tiene aplicaciones beneficiosas para la arteriosclerosis, mejora la nutrición de los capilares sanguíneos. Se recomienda un consumo diario.

Un suplemento para la diabetes

Para los pacientes de diabetes tipo II pueden aprovechar el azafrán para protegerse de los daños que se producen en los nervios por exceso de azúcar en sangre y prevenir los problemas en la visión.

Actúa como anticancerígeno

Los flavonoides y betacarotenos del azafrán ayudan a retrasar el crecimiento de tumores y alarga la esperanza de vida, también, reduce el daño renal que pueden causar algunos medicamentos.

Propiedades antidepresivas y sedantes

Propiedades antidepresivas y sedantes. Consumir azafrán durante 6 u 8 semanas puede ser tan efectivo como los medicamentos que recetan en casos de depresión. Debido a sus sustancias sedantes y aromáticas también se recetaba para los problemas de insomnio.

Reduce la fiebre

El azafrán favorece la sudoración por ello es ideal para los cuadros de fiebre.

Dolor de muelas

Las infusiones de azafrán aplicándolas de una mera tópica en la muela causa alivio y también es bueno para los problemas con la dentición de los niños. También puede curar las llagas de la boca haciendo enjuagues.

 

En deportistas. Es bueno el azafrán para aliviar la fatiga y la inflamación de los músculos.

Azafrán en el deporte

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *