Gazpacho de zanahoria con azafrán

Sí, estamos en septiembre, pero todavía es verano y nos apetecen comidas fresquitas. Hoy nos hemos inspirado en una receta de Canal Cocina. Esta receta se basa en el gazpacho, plato identificativo de nuestra cocina durante la época estival, pero con zanahorias como ingrediente principal. Nosotros, como viene siendo habitual, le hemos dado nuestro toque con un poquito de azafrán. Pon azafrán en tu cocina para realzar los sabores y aromas de tus platos favoritos.

 

La zanahoria es famosa por ser potenciadora del bronceado, además de ser buena para la vista, sin embargo tiene otros múltiples beneficios que no todos conocemos:

 

  • La zanahoria tiene un alto contenido en agua, por lo que es diurética y ayuda a la eliminación de líquidos.
  • Es rica en fibra, evitando el estreñimiento.
  • ¿Sabías que su aroma estimula el apetito? Si tienes hijos mal-comedores, intenta utilizar zanahoria en tus comidas.
  • Comerla cruda fortalece los dientes y encías.
  • Activa las mentes cansadas y ayuda a bajar el nivel de nervios gracias a su alto contenido en potasio y fósforo.
  • Fortalece el cabello y las uñas, gracias al betacaroteno.
  • Además, el betacaroteno, minerales y encimas que contiene esta hortaliza, mejora la calidad de la leche materna.

 

Seguro que todos estos motivos te han dado ganas de comer zanahorias. Te dejamos con esta receta fácil y rápida, que te permitirá servir un entrante original en tu mesa en un periquete.

 

Ingredientes

  • 500 gr. de zanahorias
  • 2 tomates maduros
  • Medio pepino
  • Un cuarto de pimiento rojo
  • Medio diente de ajo
  • 1 cucharadita de comino
  • Perejil fresco
  • Vinagre
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • Unas hebras de azafrán

Elaboración

Comenzamos pelando y haciendo trocitos las zanahorias. Las ponemos en una olla exprés con agua, y las cocemos unos 4 ó 5 minutos con media cucharadita de comino.

Mientras tanto, lavamos y troceamos los tomates, el pepino, el pimiento y el ajo.

Escurrimos y dejamos enfriar la zanahoria.

Añadimos todos los ingredientes en un vaso de batidora y añadimos el resto del comino, la hebras de azafrán, vinagre y sal al gusto y, un buen chorro de aceite de oliva. Lo trituramos y si queda muy espeso, añadimos agua hasta que tenga consistencia cremosa.

Después, lo pasamos por el chino para conseguir una textura más fina.

Lo servimos bien frío. Podemos añadir tomates cherry troceados, e incluso alguna rodaja de zanahoria como presentación.

Si quieres un plato más calentito que poner en tu mesa, puedes probar la crema de zanahoria al azafrán de la que hablamos hace algún tiempo. Cuéntanos cómo te ha ido con tus recetas en nuestras redes sociales, Facebook, Instagram y Twitter.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *