Cultivo del Azafrán

¿Alguna vez te has preguntado qué le sucede a esta especia que tanto nos gusta, el conocido como oro rojo o azafrán, antes de llegar a nuestra mesa? 5 son las etapas por las que pasa. Sin embargo, aprovechando que a finales de este mes se acerca el final de la primera vamos a hablarte de cómo es el proceso de cultivo de esta bella flor.

Terreno y Riego

Hay terrenos que favorecen más el cultivo y crecimiento de las plantas del oro rojo. Aunque el azafrán puede crecer bien en muchos tipos de terreno (calcáreo, ligero…), el más indicado es el que contiene una cierta cantidad de arcilla, pues permite la permeabilidad del agua sin permitir que los bulbos se enfanguen. Esto es imprescindible, pues el azafrán necesita almacenar agua suficiente y abastecerse hasta que florece. Las etapas de mayor humedad deben darse en primavera para favorecer la formación de los bulbos y a principios de otoño para facilitar la floración. La ventaja es que el azafrán no necesita agua de forma periódica, y con las lluvias esporádicas puede tener suficiente para crecer.

Clima

El azafrán es realmente polivalente. Puede crecer en terrenos muy dispares, pero también en climas extremos: tolera temperaturas altas de 40º, y bajas de -15º. Sin embargo, para que la planta no salga perjudicada, se recomienda su cultivo en climas templados, cálidos y secos. De esta forma puede conservar  una temperatura constante a lo largo de todo el año. El azafrán que Antonio Sotos cultiva en Castilla-La Mancha se encuentra en un terreno y en un clima continental idóneo que le hace merecer el distintivo de Denominación de Origen.

Cultivo

El cultivo del oro rojo o azafrán se produce entre junio y septiembre. En estos 4 meses, cada bulbo se entierra a unos 14 centímetros de distancia del otro y a unos 16 centímetros de profundidad, para acumular suficiente agua en el suelo y que no se estorben entre ellos cuando crezcan las flores. Lo bueno de estos bulbos es que irán multiplicándose con el tiempo, y podrán utilizarse para cultivar más cantidades de azafrán en los años siguientes. Durante el cultivo, hay que vigilar de cerca que no haya animales dispuestos a arruinar el crecimiento de los bulbos (ratas, topos…).

Esperamos que hayas aprendido un poco más sobre el cultivo del oro rojo estos meses de verano. Las siguientes etapas del azafrán se dan a partir de octubre: cosecha, monda, secado y conservación, pero ya hablaremos de ellas en otra ocasión.

Escríbenos en nuestro Twitter y Facebook lo que quieras saber sobre esta maravillosa especia. También puedes proponernos temas para escribir en el blog, o dejar tus impresiones sobre nuestros productos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *