Pon azafrán a tu tarta de queso

 

El azafrán tiene más usos de los que crees. Sí, sabemos que se suele relacionar con los arroces, a los que aporta un sabor y un color muy especial. Pero ese aroma y ese cálido color anaranjado también tienen mucho que decir en otros platos, incluyendo los postres. ¿Te animas con esta sencilla receta de tarta de queso al azafrán?

Receta de tarta de queso al azafrán

Es muy fácil de hacer. Solo sigue estos pasos:

  1. Precalienta el horno a 175 °C.
  2. Esta tarta tiene una base de galletas. Para hacerla, tritura 175 g de las galletas que prefieras. Mezcla este polvo con 75 g de mantequilla derretida. Debe quedar como una pasta.
  3. Prepara un molde que pueda meterse en el horno. Cubre el fondo con la pasta de galletas y con una cuchara extiéndela y déjala lisa. Debe quedar de la misma altura en todas partes.
  4. Vamos con la masa de la tarta. Primero, pon 500 g de queso crema en un bol grande y 100 g de azúcar. Mezcla bien.
  5. Mezcla una pizquita de azafrán molido con una cucharadita de azúcar y añádelo al queso.
  6. Incorpora dos huevos y bate hasta que quede una mezcla líquida y homogénea.
  7. Vierte la mezcla en el molde que previamente has preparado con la pasta de galletas.
  8. Hornéalo a 175 °C durante 35-40 minutos. Al acabar de cocerse (lo sabrás si pinchas con una aguja en la tarta y sale limpia), déjalo enfriar sobre una rejilla. Después, mételo en la nevera al menos 4 horas.

 

Presentación y degustación

El resultado será una tarta de queso de un intenso color anaranjado y aroma de azafrán dulce. ¡Deliciosa! Puedes presentarla con helado de vainilla, crema inglesa, mermelada de frutos rojos o miel. Para acompañar, apuesta por una copita de moscatel o un jerez.

¡Que aproveche!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *