El azafrán, la especia contra el Cáncer y el Alzheimer

El cáncer y el Alzheimer son enfermedades distintas, pero ambas tienen efectos desastrosos sobre el organismo de las personas. La ciencia ha avanzado mucho en su tratamiento, pero aún quedan años hasta que se logre un remedio definitivo que consiga paliarlas completamente. Hasta entonces, cualquier aportación que pueda contribuir a la disminución de sus efectos es bienvenida. El azafrán o cúrcuma es una planta natural que cada vez se estudia con más detenimiento por sus beneficios para el organismo a todos sus niveles.

Cáncer

Según un estudio de la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA), la cúrcuma o azafrán inhibe células cancerosas presentes en la lengua, y de esta forma reduce el crecimiento del cáncer de cuello y de cabeza. El estudio reunió muestras de saliva de 21 pacientes antes y después de masticar dos tabletas de cúrcuma, y los resultados fueron sorprendentes. No solo descubrieron que el azafrán puede prevenir que los fumadores desarrollen cáncer, sino que llegaron a la conclusión de que el azafrán puede empezar a combinarse con tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia para tratarlo.

Otro estudio de la revista Cancer Research demuestra que la colchicina, una toxina de la flor del azafrán, mata las células cancerígenas. Además, ataca a las células dañadas, dejando intactas las sanas, de ahí que se la llame “bomba inteligente”. El experimento se ha probado en 5 tipos de cáncer (colon, próstata, pecho, pulmón y sarcoma), y en todos ellos ha tenido un efecto positivo.

Aquí podéis ver una lista con otros efectos beneficiosos que tiene el azafrán sobre el cáncer:

  • Actúa como un antioxidante, destruyendo los radicales libres que causan cáncer
  • Ayuda a prevenir tumores cancerosos
  • Causa la muerte de las células cancerosas (sin afectar a las células sanas)
  • Reduce la inflamación (cuando es crónica. Esta condición fomenta el crecimiento de las células cancerosas)

Alzheimer

La principal función del azafrán en el alzheimer es reducir el deterioro cognitivo de aquellos que lo sufren. En un experimento clínico, se suministraron extractos de azafrán a 68 pacientes con repercusión media-grave durante 1 año, y los científicos pudieron ver cómo se reducía la tendencia negativa de la enfermedad. Otro estudio del año pasado demostró cómo efectos secundarios del alzheimer; la irritabilidad, la agitación, la ansiedad o la apatía, se iban curando poco a poco sin reacciones adversas gracias a las pastillas de cúrcuma que tomaban los pacientes.

Recientemente se están impulsando proyectos que pretenden averiguar más beneficios del azafrán para la prevención y el tratamiento de alzheimer. Por ejemplo, el de un grupo de investigadores en Castilla-La Mancha, liderado por el catedrático Gonzalo Alonso, que estudia el efecto del azafrán en la lucha contra las enfermedades neurodegenerativas.

Hemos visto algunos efectos curativos del azafrán, una especia que desde hace muchísimos siglos se viene utilizando para curar diversas enfermedades y dolencias de todo tipo. Podéis seguirnos por Facebook y Twitter para saber más cosas sobre el azafrán.

Si queréis empezar a sentir los beneficios de esta milenaria especia, no os olvidéis de comprar el azafrán #saffroman #gourmet de Antonio Sotos, con denominación de origen. ¡Hasta pronto!

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *