Croquetas con azafrán

¿Has probado las croquetas con un toque de azafrán?, su sabor potencia la suavidad de la bechamel, aportando un toque personal.

El azafrán ha sido utilizado desde siempre no solo como especia aromática y colorante, sino por sus muchas propiedades terapéuticas: es antioxidante, digestivo, previene el cáncer y los cálculos, protege la retina y el hígado, estimula la memoria…

 

Nuestras propuestas de receta de croquetas con azafrán

 

Croquetas de rape y azafrán

Necesitarás: 1 cola de rape mediana, 1 zanahoria, 2 chalotas, 1 puerro grande, 1 diente de ajo, 2 vasos de leche, 50 gramos de mantequilla, 2 huevos, 250 gramos de harina, laurel, pimienta rosa, un puñado de hebras de azafrán, pan rallado, unas ramas de perejil, sal y una pizca de nuez moscada.

Con la piel y las espinas del rape prepararemos el caldo. Le añadiremos la zanahoria, la parte verde del puerro, el perejil, la pimienta rosa y el laurel. Lo cubrimos con un par de vasos de agua y lo dejamos media hora a fuego medio.

Cortamos el rape en dados y lo doramos con un chorrito de aceite de oliva y ajo. Lo reservamos e incorporamos la mantequilla en la cazuela. Cuando esté fundida, echamos las chalotas picadas, la parte blanca del puerro y la harina. Lo cocinamos e incorporamos el azafrán, la nuez moscada y la sal. Cuando esté dorado, vamos añadiendo el caldo (colado) y la leche (templada), poco a poco y sin dejar de mover, hasta conseguir la consistencia adecuada de la bechamel. En ese momento añadiremos el rape y lo dejamos enfriar.

Cuando la masa tenga la consistencia del helado, formaremos las croquetas y las freiremos en abundante aceite de oliva (aguanta mejor que el de girasol las altas temperaturas). Es una buena medida calcular que el 75 % de las croquetas estén cubiertas. La sartén debe ser ancha y honda, y no se debe saturar para no enfriar el aceite.

Para que queden bien doradas, debemos mantener el aceite a una temperatura constante (160-175º), y que las croquetas sean lo más uniformes posible. Para ello, prueba a darles forma con un dispensador de helado. Te sorprenderás.

Croquetas de arroz italianas (arancini)

Para esta receta necesitarás: 250 gramos de arroz bomba, caldo de pollo (600 ml), 2 huevos, 1 yema, 1 cebolla, mantequilla (30 gramos), queso parmesano (100 gramos), mozzarella (50 gramos), pan rallado, sal y azafrán.

Doramos la cebolla, añadimos el caldo y lo dejamos hervir. Echamos el arroz y lo cocinamos hasta que se evapore el agua. En un cazo aparte, calentamos 2 vasos de agua y añadimos el azafrán. Lo dejamos enfriar y añadimos la yema.

Cuando el arroz esté cocinado, lo sacamos del fuego y añadimos esta mezcla, la mantequilla y los quesos.

Solo te queda esperar a que enfríe para darles formar y freír.

¡¡ Buen provecho !!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *