Claves para decorar la mesa de Navidad

Si quieres que estas navidades tus elaboraciones luzcan como merecen, decorar la mesa de Navidad de forma especial te ayudará a lograrlo. Todos sabemos lo importante que es el emplatado a la hora de presentar un plato y cómo puede cambiar nuestra disposición a degustarlo sólo con el sentido de la vista. Así que, si estas navidades quieres impresionar a tus comensales, toma nota de cómo decorar la mesa de Navidad.

 

Está claro que el verdadero sentido de la Navidad es pasar tiempo con nuestros familiares y amigos. Intercambiar abrazos, besos, sonrisas, regalos, comer, beber… Y si todo esto lo hacemos alrededor de una mesa decorada para la ocasión, ¡mejor qué mejor!

 

Cómo decorar una mesa de Navidad

Antes de decidir cómo vas a decorar la mesa, piensa qué vajilla, cubertería y mantelería te gustaría utilizar. Si tienes un mantel navideño, elige una vajilla de un único color, y si lo que tienes con motivos de Navidad es la vajilla, procura que el mantel sea liso. Esto, con la intención de no recargar la mesa.

 

En una buena mesa de Navidad no pueden faltar las velas y los detalles decorativos, como el centro de mesa. Pero antes, piensa qué vas a servir y cuántos comensales sois. Si sois muchos, ten en cuenta que también tiene que haber espacio para las copas y los vasos. Y en cuanto a los platos, si vas a servir un par de aperitivos y uno principal por persona, dispondrás de más espacio en mesa que si el menú se basa en platos para compartir.

 

Elige el estilo decorativo

Cuando tengas estas ideas claras, elige el estilo decorativo de la mesa. Clásica, moderna, rústica… En función de tu elección, selecciona los adornos y los colores en los que decorarás la mesa. Hay combinaciones de colores navideños tan clásicas como atemporales. El tradicional verde y rojo, rojo y blanco, blanco y dorado, blanco y plateado… Una buena elección de los colores de la mesa de Navidad puede ayudarte a ahorrar en detalles decorativos. Al decir ahorrar no nos referimos al tema económico, ya que hay multitud de manualidades que puedes hacer tú mismo sin gastarte un dineral.

 

Imagina la siguiente propuesta: Mantel navideño rojo con ligeros detalles en dorado, vajilla blanca y copas y vasos de cristal liso. Colocamos las servilletas sobre los platos y repartimos dos o tres velas en función de la longitud de la mesa. ¡No hace falta más! Ya sabes que lo verdaderamente importante de la Navidad es invertir tu tiempo en tus familiares y amigos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *