Albóndigas con salsa de azafrán y almendras

Te vamos a enseñar a preparar albóndigas, pero no a la manera común. Esta vez se trata de una receta clásica con dos variaciones que le dan un sabor exquisito. Le vamos a poner almendras, y después añadiremos el toque mágico del azafrán. Ponte el delantal y… ¡manos a la obra!

 

Ingredientes

  1. 350 g carne picada de ternera
  2. salchichas frescas blancas
  3. 500 g alcachofas frescas o congeladas
  4. cebolla pequeña
  5. yema de huevo
  6. 2 dientes ajo
  7. 1 cda perejil picado fino
  8. 2 Cucharadas queso parmesano rallado
  9. 3 cdas almendras crudas
  10. 6 cdas vino blanco
  11. 6 hebras azafrán o 1 cucharadita en polvo
  12. ½ limón
  13. aceite de oliva virgen extra
  14. pimienta, nuez moscada y clavo molidos

 

Cómo cocinar las albóndigas

En primer lugar, ponemos la carne con la sal y la pimienta en un mortero. A continuación echamos los demás ingredientes y amasamos todo: 2 ajos triturados, los huevos batidos, el perejil, el queso rallado y, si quieres, un poco de leche para suavizar la mezcla.

Ahora toca poner las albóndigas en aceite bien caliente para que se vayan friendo. Lo importante es que se doren por fuera, ya que, aunque estén un poco crudas por dentro, acabarán por hacerse en la cocción.

 

Cómo cocinar la salsa

Sofreímos dos ajos con piel hasta que estén dorados. Entonces añadimos la cebolla picada y rehogamos. Después añadimos un poco de brandy y el vino hasta que se evaporen, de forma que los sabores se queden en la mezcla.

 

Este será el momento para poner las almendras (picadas o partidas en trozos pequeños) y una rebanada de pan frío con perejil. Finalmente, ponemos el agua y lo trituramos todo bien hasta que se haya hecho la salsa.

 

Cómo mezclar las albóndigas y la salsa

Echamos las albóndigas sobre la salsa y les damos vueltas para que estén recubiertas y queden completamente sabrosas. Le echamos agua (o caldo de cocido) hasta recubrirlas. A continuación añadimos la pizca de sal y el toque de nuestro azafrán: tres pistilos que acabarán tostándose con el calor y soltando todo su sabor.

 

Dejamos hervir hasta que la albóndiga esté jugosa y la salsa bien trabada, unos 30 minutos aproximadamente. También podemos elegir acompañar la receta con patatas fritas, si así lo queremos.

 

¿Te gusta esta receta? Mándanos una foto si te atreves a hacerla. Seguro que te sale deliciosa.

 

¿Quieres saber más cosas sobre el azafrán? Escríbenos en nuestras redes sociales y danos tu opinión sobre #saffroman y @Antonio_Sotos. ¡Esperamos tu tuit!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *